Seguidores

martes, 29 de junio de 2010

Presión innecesaria

Carlos Queiroz: Temos de correr riscos

Nota: Éste no es un blog de futbol. Ésto es presión innecesaria.

domingo, 27 de junio de 2010

Vuelta a la tapia de Viñuelas. A la segunda fue la vencida.

Se acabó la semana de descanso.
He corrido sólo un día y durante 10 kilómetros. Más que nada para poder continuar la racha que dice que he corrido todas las semanas, al menos un día, desde Enero de 2007.

Estoy descubriendo las bondades de la bicicleta de montaña aprovechando mi estado de forma.
Hoy, armado con: Un culotte, dos ciclistas no locos (y convenientemente oxidados) y la experiencia del extravío de hace quince días  me he lanzado a las ocho y media a hacer una vuelta a Viñuelas. Dejo el perfil del GPS para interesados.

Al perfil rompepiernas se han unido las tormentas de los últimos días.
Treinta y ocho kilómetros de charco.

Notas del corredor perplejo :
- El culotte, ese amigo que no te abandona.
- En mi vida de corredor me he caído dos veces. Hoy una. Vólare...
- En la caída rompí el freno trasero. Eso hizo más divertida la aventura. No repetir.
- Me gusta más subir que bajar. Sólo ahí aprovecho mi corazón de corredor.
- Tras meses haciendo el burro me respetó la pájara esa. A mis compañeros no. Casí me los tengo que traer al hombro. También se cayeron. Uno dos veces. Tengo que convencer a Jan para que venga un día.
-  Esto puede ser bueno para preparar la maratón. El primer día me costó un montón lo de las cuatro horas encima de la bici. Hoy he disfrutado como un enano.
- Parece que se complementa bien con la carrera. Lo del otro día creo que me ayudó a lo de bajar Abantos.
- A pesar de la paliza los músculos de correr están listos para el Martes.

martes, 22 de junio de 2010

Fin de temporada

Este corredor nocturno da por terminada la temporada el día más largo del año. Hay muchas razones para que así sea. Es un momento mágico, uno de los ciclos de la vida termina ahora y no me resisto a seguirlo.

Han sido catorce carreras: Seis de diez kilómetros, una de dieciseis y medio, seis medias maratones y la maratón. Estoy realmente cansado y mis piernas me recuerdan no sólo la bajada del Domingo sino otras muchas batallas.


Espero poder celebrarlo corriendo al atardecer el día de San Juan.
A partir de ahí, dedicaré algo de tiempo a la planificación e intentaré intercalar la bicicleta con la carrera durante el verano.
No es tiempo de objetivos, es momento de celebrar y de pasar página.

domingo, 20 de junio de 2010

Media maratón del Escorial 2010. Mi crónica

La carrera se anuncia como la más dura de Madrid, y lo es. Pero además es la más bonita. ¡Qué carrera!.
Pero empecemos por el principio. Mini quedada con Rafa, Juan y dos amigos de de Rafa. Esperamos un ratito a Raquel pero al no verla, nos fuimos a la salida. A fin de cuentas es un carrera de sólo 500 inscritos y donde es fácil encontrar a alguien.

El único contratiempo fue que no me encendió el GPS (me falló la pila) y, aunque tengo el perfil, no tengo el recorrido.

No había corrido nunca una media maratón con una montaña dentro.
Eso hacía que tuviera sólo tres objetivos de menor a mayor:
1) Acabar y no pasarlo muy mal.
2) No pararme en ningún momento en las cuestas.
3) Si se podía, acabar en menos de dos horas.

 
 Me coloco al final y salgo con Juan a un ritmo  lento. Pero consciente de ello y mentalizandome con lo que me iba  a encontrar después.

Los tres primeros kilómetros,antes de empezar la subida, los hacemos a un ritmo de 5´25´´.
En ese momento estamos casi al final del grupo.
La idea es encontrar un ritmo de subida que me permita estabilizar mis pulsaciones sin tener que pararme. Y no tenía yo referencia de cual podía ser.

Dejo que mi corazón me lleve  un ritmo donde no paso de 175 ppm.
Estos son terrenos conocidos en  los que voy cómodo. Es entonces cuando empiezo a adelantar a mucha gente a un ritmo constante de 6´. Me voy dando cuenta que me estabilizo y de que puedo con la subida.
No dejo las pulsaciones ir a más pero cada vez avanzo más en el grupo. Mucha gente camina, pero yo me encuentro en mi salsa subiendo tranquilo y disfrutando de vistas increibles.

Llegamos entonces a las peores rampas y las pulsaciones suben a 177 pero sin mayor problema. Voy a 6´30´´. Y entonces la pendiente, que sigue siendo de subida, se reduce. Y me digo, no me guardo más, vamos a correr. Paso el 8 a 48´y me lanzo sin freno. Coronamos en el nueve y empezamos a bajar a 4´15´´. No soy gran bajador y me pasan algunos pero disfruto mucho. El viento, el aire puro, los ritmos rápidos, las piernas latiendo.

Es entonces cuando aparecen los primeros toboganes. Bajada rápida seguida de subida traicionera.
Y es entonces, en esas subidas y como ya voy desatado, cuando paso a casi todos los que me pasaron en la bajada y de propina a alguno más.

Y cuando menos nos lo esperábamos llegamos al pueblo y nos encontramos un pedazo de cuesta que deja temblando a más de uno. Para muchos, por lo inesperado, lo más duro de la carrera. Yo, en éstas ya estaba haciendo cuentas. Si me pongo a 4´30 igual bajo de 1h 50´ . Pero no, había subiditas hasta el último momento y me voy a 1´50´38´´ lo que es sólo cuatro minutos más que en Segovia en un perfil más duro pero en un día perfecto para correr.

Agradecer a la organización el trato, casi familiar, y  sobre todo los animadores que nos dejaron repartidos en cada cuesta.
En todo momento me sentí como en casa. Y así, con ese ambiente, barra libre y fruta a voluntad para corredores y acompañantes, me reencuentro con los amigos que fueron llegando también muy contentos en una carrera imprescindible.

martes, 15 de junio de 2010

Nueva versión de google earth. 5.2 Especial para usuarios de GPS deportivos

Buenas noticias. Acaba de salir la nueva versión de google earth y está especialmente pensada para corredores y ciclistas. Os dejo el enlace en el blog de google.
Cambia completamente la forma de tratar los datos de los GPS y si consigue hacer todo lo que dicen será una pequeña revolución. Os dejo un vídeo para poneros los dientes largos y me pongo a probarlo.

lunes, 14 de junio de 2010

Lost

No, ésto no es una metáfora.
Me he perdido.Evidentemente me he vuelto a encontrar, o al menos estoy en casa.

¿Cómo se puede perder un corredor?
Es difícil pero en mi caso vino precedido por la decisión de sustituir, el Domingo por la tarde, la carrera por la bicicleta. Si no sabes pá que te metes.

 Brillante idea: me hago una vuelta completa al Soto de Viñuelas.
Sabiendo que era fácil perderse en las urbanizaciones salí a eso de la tres y media.

Iba pegado a la tapia pero hay momentos en que no queda otra que separarse. Y ahí empezaron los problemas. Me fui perdiendo y llegó un momento, cuando llevaba 27 kilómetros de rompepiernas, que desistí y decidí volver por donde había venido.
Eso a sabiendas de que era mucho más largo.

La  broma me ha costado 4 horas, 3000 calorías, 52 kilómetros, calambres, ratillos de caminata dolorido y algunas cosas que mañana descubriré pero puedo prever que no aparecerán en donde aparecen las lesiones de los deportes de caballeros.

Tengo que repetir otro día porque creo que ya sé donde me equivoqué. Me tengo que buscar  también algún compañero ciclista que no esté loco. Pero es que de eso creo que no hay.

sábado, 12 de junio de 2010

Repoker de quedadas

En algún momento, hace cientos o quizás miles de años, alguno de mis antepasados corrió, persiguiendo algo, durante una mañana como la de hoy.
Si fue capaz de abstraerse de la razón inmediata de aquella carrera, de las urgencias de su vida, y pudo concentrarse en sus sensaciones, en el latido de su corazón, en el viento y la lluvia, en el ruido de sus pasos y de sus compañeros, entonces, seguramente fue feliz.

Si los genes guardan o no algún recuerdo no es algo de lo que pueda estar seguro. Pero si sé que esta mañana, durante una hora, fui feliz.

Pero antes de eso, tuve que correr como un miserable, por el barro, por culpa de estos cabrones y de la fotógrafa, que me arrastraron durante más de once kilómetros por el parque del manzanares un sábado a las nueve de la mañana.

jueves, 10 de junio de 2010

Al pan, pan y al vino, vino

Y si tienes una zapatilla ligera y estable pues le llamas Konejo II y ya está.
Vale, en España no se llaman así .

Me recuerda un poco al slogan del Volkswagen Golf con "turbo-cojones" que tuvieron que retirar en Estados Unidos.

martes, 8 de junio de 2010

Collage

Buscando los micrologros de Alex he salido con la intención de sentirme mejor como Jan.
Me dolían los aquiles como a Eddie y eso casi me hace quedarme en casa.
Salí equipado con mi Mp3 como Miguel y vestido de rojo como Fernando, Víctor, Olgasito o korrecaminos, me dispuse a enfrentarme al camino de siempre.

Ganas me dieron de ponerme a andar como Saturnino el Domingo, pero me acordé de Manuel y seguí en busca de las buenas sensaciones.

Pasado el primer kilómetro estaba claro que sobreviviría como Pepe y que no llegarían hoy los mildolores.
 Sigo corriendo para no ser tan heavy como Gonzalo y cruzo a la otra orilla de la carretera, al mismo carril bici que comparto con Eynar pegado al monte del Pardo que comparto con Ra. Empiezo mi ensalada de toboganes, como Jaime, pero corriendo se llega lejos y mejoran las sensaciones.

Al final, como esto no es de cobardes y si otros pueden yo puedo, completo mis 10 kilómetros.
Además, lo cuento para que Carles no me eche del BRT. Pa´habernos matao que diría Gregorio.

sábado, 5 de junio de 2010

O pulsaciones de hamster o ritmo de bóvido

En estos día de calores el corredor diurno tiene que escoger entre las pulsaciones o los ritmos.
Pues bien, para que me voy a quedar con uno si puedo tener los dos. Estoy trabajando los ritmos de vaca con las pulsaciones del hamster. Con bastante éxito.

Vale. Como se que eso después suele preocupar a algunos diremos que un hamster tiene entre 500 y 600 ppm y una vaca puede llegar a correr a 17 millas por hora. Pero esa es una vaca estresada y esprintando. Mi ritmo es más el de rumiante paciente en su acepción más amplia.

Hoy, todavía a 23 grados, pero bajo un sol que me recordaba a cada paso porqué soy corredor nocturno, he corrido 10,3 km en una hora rondando las 150 pero acabando a 170 en las cuestecillas finales.
Aprovecho además para continuar con el experimento sobre la mejor forma de cubrir la cabeza para correr.
Hoy he probado el Buff mojado y suelto sobre la parte de atrás del cuello y por ahora me quedo con ésta.

miércoles, 2 de junio de 2010

1 año



Hoy hace un año:

"Llevo corriendo más de diez años y sólo diez minutos escribiendo. Conozco muchas carreras, muchos caminos y pocos corredores. Este blog nace con intención de poner remedio a esto último"

...Desde entonces :
37.500 visitas, 131 seguidores, 1680 kilómetros, 3 pares de zapatillas,1 mmp y muchos amigos.