Seguidores

jueves, 30 de septiembre de 2010

Intervalos a velocidad de crucero

Probablemente mi entrenamiento preferido. Correr a ritmo de crucero durante unos dos kilómetros y descansar dos minutos. Así hasta tres veces.
Me gusta porque el ritmo tempo es rápido pero sin llegar a ser agobiante. Duro pero asumible. Además dispara las endorfinas como ningún otro, al menos en mi caso.
Esta semana he conseguido recuperar muscularmente de las repeticiones del Martes con una carrera de siete kilómetros el Miércoles a ritmo lento. Tres días seguidos con dos de calidad. Viernes de descanso, Sábado de recuperación y más repeticiones para terminar el Domingo.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Más repeticiones

El primer día de calidad de la semana es el más importante del plan. Eso dice el libro.
Por eso, a pesar de que tenía "bocos" he salido a correr 2x200,2x400,1x800, 2x400,2x200.
Después de cada serie tocaba recuperar al trote durante el mismo tiempo que duraba cada una.

El objetivo de la semana es correr los cinco días con sus tres días de series. El objetivo de esta fase es enseñar al cuerpo a correr más deprisa de lo que está acostumbrado.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Semana ligera

Se me ha quedado un poco cortita la semana con sólo 30 kilómetros de carrera y otros tantos de bicicleta.
Y es que algunos imprevistos me impidieron correr, que no estar, en la VI Quedada bloguera que nos organizó Rafa.
No me viene mal un poco de descanso porque el ritmo de crucero es bastante alto para esta fase 2 en la que me encuentro. La semana que empieza espero poder completar lo previsto con alegría y sin contratiempos.

En la parte positiva está que ya he perdido seis kilos desde que volví de vacaciones. Peso 77,8 Kgs  que comparan con los 81 con los que hice mi marca en media maratón el año pasado. Mantengo mi opinión, pesar menos de ochenta kilos es doping.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Repeticiones 6 x 400

Esta semana tiene dos días de calidad: Uno de repeticiones y otro de Tempo.
La estupidez de ayer eran series de 400 metros. Seis repeticiones al ritmo máximo que me dieran las piernas. Como siempre en las repeticiones, al contrario que en el interval, puedo descansar el tiempo que quiera entre series.
Seis parecen pocas pero suponen más del 5% del kilometraje de la semana. Además esto de las repeticiones me deja machacado. Y de eso se trata.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Semana de carga

Nueva subida de kilómetros hasta los 45 en cinco días.
Tenía previstos tres días de calidad que se quedaron en dos porque las agujetas de las repeticiones del Martes desaconsejaron algo que no fuera rodar el Jueves. Y como de rodar se trataba aproveche para practicar la caída con tirabuzón, recuperación digna y mirada de ésto yo lo hago para presumir.

La semana terminó con tres millas a ritmo tempo (justo por debajo del umbral) que salieron estupendamente clavadas en el mismo segundo y con un minuto de recuperación. He probado un combustible nuevo: La barbacoa. Es potente pero de difícil digestión Seguiremos investigando por el bien de la ciencia.
Estoy cogiendo la forma muy rápido.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Repeticiones. 3 x (200+200+400)

Ocho y media hora de llegada a casa. Y además hoy tocan series. La locura debe de estar a buen nivel porque compro a pesar de los 28 grados.

Hoy tocaban repeticiones de 200 metros a tope, 200 metros de trote para recuperar, 200 metros a tope, otros tantos para recuperar y 400 metros a tope.
Descanso entonces hasta que vuelvan las pulsaciones a subhamster y vuelta a empezar. Cuatro repeticiones para que la carrera a ritmo llegue al 8% del kilometraje semanal. Eso sumado al calentamiento y al enfriamiento me dejan 11 kilómetros.

Cansado, mucho. Pero contento

lunes, 13 de septiembre de 2010

Terminó (por fin) la primera fase

Se acabó. Lo estaba deseando.Treinta y ocho, constantes, kilómetros en  la semana y ahora empiezo la segunda fase con dos o tres días de calidad.
Volverán las pulsaciones altas, las oleadas de endorfinas, las series agónicas y los ritmos altos.
Y además tendré algo que contar además de siete kilómetros a ritmo lento.

Sin embargo la fase uno se ha demostrado muy provechosa. Me he vuelto a adaptar a las plantillas, ahora sin medias de compresión, y ha desaparecido la tendinitis del aquiles. Que estuvierá deseando acabarla es una clara señal de que las pilas están cargadas.

martes, 7 de septiembre de 2010

Haciendo rectas

La única alegría que permite la fase uno del plan son las rectas. Y a ello me he dedicado hoy. En una carrera extraña de siete kilómetros; donde me ha llovido, me ha hecho viento, me he cruzado con veinte patinadores, un bloguero y dos gatos; me ha salido sin querer mi primer kilómetro, angelito, en menos de cinco minutos.

Y es que la bajada de temperatura le ha venido bien a mi recalentado motor, que disfrutó de unas rectas que se hacen al acabar esta fase para acostumbrar músculos y tendones para futuras series.

Sí, Calamardo no estaba antes en la foto del blog. Dedicado a mi perseguidor preferido para que no se confunda con los personajes.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Semana 3. Otro peldaño

No hay mucho que contar así que sere breve:

-Tercera semana seguida entrenando cinco días.
-Subo un escalón en el kilometraje hasta 37,5 Km.
-La semana que viene es gemela de ésta y será la última de la fase I.
- La fase I sirve para coger la rutina y evitar lesiones.
Esta semana he podido correr ya sin ninguna molestia en los aquiles.
- La de la foto es la gráfica de los kilometrajes semanales del último año. Con este plan intento dar la consistencia que faltó el año pasado. Y es que los corredores populares tendemos a hacer dos sólo dos fases: Estoy entrenando bien y estoy entrenando mal. Trato de no tener a principio de Septiembre la misma cargade kilómetros que tendré en Diciembre o en Marzo.
- Los ritmos siguen siendo malos por muchas razones que van desde el peso a la dieta pasando por el calor.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Conciliando

El plan de cinco días se está mostrando en toda su crudeza. Ayer llegué a casa a las diez de la noche.
No añado dramatismo, ya había cenado que es lo importante. Y pensé: Si no corro hoy ya no llego a los cinco. Antes cuando un día no me apetecía correr lo dejaba para el siguiente. Pero ahora...

Le digo a mi mujer que me voy a ir a correr siete kilómetros.
Me pongo el disfraz de superhéroe y salgo. ¿Ahora?.Y me dice: Tú no practicas tus aficiones. Te practican ellas a ti.

Pausa.
Pienso en todas las cosas que me gusta practicar y lo que ocurre, poniendo la oración en pasiva, si ellas me practican a mi. Sonrisa. Fin de la pausa.

Y otros siete a la saca a ritmos de caracol que por cierto salieron a docenas a acompañarme tras la tormenta.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Lesiones ridículas

Alguno dirá que no hay lesión que sea ridícula, que si es la mala suerte, que si te toca te toca...
La mía sí. Tengo una lumbalgia que si bien no me impide correr me dificulta bastante el atarme las zapatillas. Estoy abuela total.

¿Y cómo se ha lesionado este campeón?. Me he lesionado por vago. Tengo una lumbalgia de tanto estar tumbado en la piscina. Y es que lo que el Domingo parecía una cómoda posición, cara abajo y con un flotador estratégicamente colocado debajo del pecho para dejarme leer, se demostró dolorosa a la hora de volver a levantarme.
No será nada pensé. Me estiro y ya está. Dos días doblado o mejor dicho sin poderme doblar.

¿Y cómo soluciona el atleta veterano las lesiones deportivas?. Pues inviertiendo en material. En la foto mi silla de 12,5 euros del chino que me permite leer a mi avanzada edad, A la sombra, eso sí, no vaya a ser.