Seguidores

miércoles, 23 de febrero de 2011

Cerrado por falta de corredor

El responsable del blog no tiene nada que contar porque el corredor sigue enfermo.
Se reserva el derecho de  buscar uno más sano.
El que tenía ya no corre. Sólo tose y se cae.

jueves, 17 de febrero de 2011

Entrenamiento homeopático

La palabra homeopatía viene del griego y significa "similar sufrimiento". Consiste en diluir progresivamente una sustancia  sacudiendo repetidas veces la disolución (eso se llama potenciación).

No, los que me vais conociendo podéis estar tranquilos. Sigo tan escéptico como siempre. Soy gallego y no creo en nada que tenga menos de seis patas. Y a ésto no se las veo.

Pero la necesidad,  por mi estado de salud, obliga a practicar no la homeopatía sino el "entrenamiento homeopático".
Se trata de diluir un entrenamiento hasta su mínima expresión, hasta que no quede ni una molécula de la sustancia original. Eso sí, sacudiendo la disolución y manteniendo el principio de "similar sufrimiento".

Así es que ayer mi perro y yo nos pusimos en el punto de inicio de todos mis entrenamientos y a la misma hora de siempre, recorrimos unos doce metros (1/1000), me agité entonces doblado sobre mi mismo unas treinta veces tosiendo en cada inspiración y, tras levantar la cabeza, comprobé que el mejor amigo del hombre lo sigue siendo y él si había hecho lo que tenía que hacer. Me doble una última vez pero con una bolsita plástica y di por terminado el entrenamiento homeopático con similar sufrimiento.

lunes, 14 de febrero de 2011

Si estás enfermo no corras

Este experimento se debe de hacer o bien en un entorno controlado o bien con un sujeto de experimentación, es el caso, un poco burro.

A lo que voy: Llevo unas semanas fastidiado con la mezcla de arizónicas y contaminación. Un coctel que me está afectando como nunca. El Sábado lo pasé con sinusitis, dolor de cabeza y, lo que es peor, sin poder dormir.

Y el Domingo me tocaba acompañar a los dos Rafas en la media de Fuencarral. Tú vas, medije. Has faltado ya a la de Getafe y ésta la vas a correr despacito.

Así que fui. Los primeros kilómetros fueron estupendos: A 4´45´´, bajando y con las pulsaciones muy por debajo de lo habitual. Eso sí con pañuelo para los mocos que tampoco es plan. Pero conforme voy avanzando me voy dando cuenta que algo va mal. Estoy sudando mucho más de lo normal. Curiosamente las cuestas me dan un respiro. El margen de pulsaciones me permite no dar el cante. Pero en la bajada los Rafas apuran. Y yo no puedo. Las piernas se me empiezan a agarrotar y me empiezo a quedar frio. Deciden bajar un poco el ritmo pero yo voy a peor. Al volver a las cuestas de los últimos tres kilómetros el cuadro es propio de una maratón. Empiezo a tener calambres en los cuadriceps y en los abdominales. Los Rafas me animan y yo sigo pero a costa de bajar mucho el ritmo. Llego a meta en 1h 47´, helado y empezando a temblar, con calambres en las zona abdominal, vamos, un cuadro. Me voy "corriendo" al coche porque noto que estoy empezando a ponerme enfermo.

Desde entonces cama, tos y fiebre a partes iguales.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Jack no da tregua

No me saltaré la Q2.
No me saltaré la Q2.
No me saltaré la Q2.
No me...

Y no me la salté como prueba de compromiso porque cierto es que antes de salir se me ocurrieron al menos tres cosas mejores que hacer.

La Q2 consistía en 2,5 Km de calentamiento 15 minutos a ritmo de umbral (hoy 4´35´´) 3 minutos de trote, 15 minutos a ritmo de umbral (seguía a 4´35´´), el trote y 7 minutos a umbral (se me acabó el carril y salió a 4´33´´).
Sensaciones habituales: Hambre, sueño, frio, calor, cansancio, dolor, placer. El orden es importante que el cerebro es mú tonto y sólo recuerda lo último.

lunes, 7 de febrero de 2011

Cíñete al plan

Me encontraba bien, y tras dos días de buenas sensaciones decidí no darme tregua y ceñirme al plan de JD en todo su esplendor.

24 Kilómetros en los que había que hacer las siguientes cosas:

A la ida 4 series al ritmo de umbral recuperando un minuto y medio y que me salieron a  4´23´´, 4´19´´, 4´38´´ (muy cuesta arriba) y 4´27´´. Buenas sensaciones y con el umbral de 4´30´´ muy controlado.

Después una hora a ritmo fácil de 5´27´´ en un circuito de bajada a la ida y duro a la vuelta.

Y cuando ya quedan pocas energías después de 18 kilómetros otra vez a correr 3 kilómetros seguidos al ritmo de umbral que me sale a 4´40´´ que no está mal. Otros tres para recuperar y llegada a casa con 24 kilómetros en dos horas y seis minutos. Muy buenas sensaciones pero con los cuádriceps recordando que entrábamos en terra incógnita.

jueves, 3 de febrero de 2011

Vuelvo a correr

 Esta semana ha sido el día de la marmota y ha empezado el año del conejo.
Los corredores damos gracias por ello. Lo contrario hubiese sido un desastre absoluto.
Aprovechando estas efemérides he vuelto a correr.
Antes había vuelto a comer pero tenía que ser necesariamente por ese orden.

He pasado unos días bastante malo. He hecho una limpieza a fondo y he expulsado bacterias que vivían conmigo desde mi más tierna infancia. Ha habido momentos donde parecía un tripulante de la nave Nostromo.


Las sensaciones han sido buenas. Ahora (claro) me refiero a hoy corriendo. Algo de ardor de estómago, las piernas un poco raras pero muy descansadas y el ritmo cómodo próximo a 5´ sin esfuerzo durante diez kilómetros.
Espero poder reincorporar una fuerte rutina atletica a mis ya otras fuertes rutinas.
Como gesto de buena voluntad estoy apuntado a casi todo: Fuencarral, Villalba y La Latina por ahora pero caerán más.
Feliz año nuevo!!!