Seguidores

domingo, 25 de noviembre de 2012

Adios.

Recuerdo haber dicho que lo más duro de correr treinta kilómetros es tener que pasear el perro al llegar. No era verdad.

Ocurre a veces que no sabemos valorar las cosas hasta que las perdemos. Lo más duro es volver a casa y no tener un perro que pasear.

Muchas veces he puesto fotos de animales pero esta vez el de la izquierda es el mío. Genghis fue, hasta este Viernes, mi compañero durante doce años.

No pinta mucho en un blog de corredores porque nunca se ha visto un perro que corriera menos. Hubo una época que me lo llevaba al parque a hacer cuestas. Se  acostaba en la mitad para verme subir y bajar. A la vuelta, aún así, lo tenía que esperar.
Así que mi perro corredor se quedó en parte en una carga. ¿Cuántas veces habré renegado cuando llegaba a casa agotado y me recibía con esa cara de ya era hora?.

Pero la vida te da lecciones. La soledad y la angustia que siento ahora son prueba de ello.  Llegar a casa después de correr ya nunca será lo mismo.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Canillejas 2012. Una crónica

Presumo de ser un corredor regular que sabe perfectamente como va sin necesitar ver el reloj. Hasta hoy.

La carrera se presentaba bien. Hace un mes 43´32´´ en la dura carrera del CSIC, hace quince días 43´05´´en la llana Getafe. El día perfecto, trece grados y ligeramente nublado. El peso controlado, un kilo menos que en Getafe. Bien descansado y con la moral alta.

En la salida me encuentro con Jaime y con Charly y con este último caliento durante un rato que se me hace largo.Y es que las once y media es casi un poco tarde para correr.

La carrera empieza y salgo adelantando mucha gente buscando mi hueco. No es hasta el segundo kilómetro que lo encuentro pero no pierdo tiempo. El de salida es favorable y siento que vuelo. Del segundo al tercero el terreno pica hacia arriba. Alargo la zancada y sigo pasando gente. Me siento fuerte, bien, quizás un poco rápido pero creo que aguantaré.
En el parque de arcentales adelanto a gente que nunca había adelantado. En mi cabeza se empieza a dibujar una marca estupenda. El sexto se las trae. Cuesta arriba pero no me desanimo porque se que al dar la curva viene la bajada hasta meta.

En la bajada zancada larga y sigo pasando gente. Estoy convencido que haré un gran tiempo. Se sufre al final pero el premio esta cerca. Ya se ve la meta. Me acerco y miro el reloj por primera vez. ¿Qué dice?. No puede ser. Cruzo la meta en 43´ 37´´. El peor tiempo del año.

¿Qué ha pasado?. Pues no lo sé. tengo referencias de otros años y este recorrido siempre había sido sensiblemente más rápido que el CSIC o Canillejas. Lo curioso es que las sensaciones de otros corredores eran parecidas. Charly que iba para bajar de 42 llegaba 20 segundos antes que yo. Me voy a casa pensativo, extrañado. ¿Estoy tan lejos del sub 43?. Las respuestas se las dejaremos a los de Fringe.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Secuestrado

Me han secuestrado.
Escribo estas lineas desde un blog con vistas dinámicas que es la única forma que he encontrado para que no salga disparado a la página del secuestrador.

Si no estuviera así configurado mi blog se direccionaría a una página que se llama blogspot-ping.com.

Errores del pasado. En algún momento añadí un código malicioso a mi configuración. He intentado librarme de él y al principio pareció fácil. Allí estaba. Visible y claro, seguro de si mismo. Así que borre la dirección maldita y ... nada.

Así que me he decidido a pedir ayuda a los ancianos. Seamos claros: No estoy pidiendo el rescate. Esta palabra se ha jodido mucho desde el cuento de caperucita. Pero si alguien sabe como librarme del amigo indeseable se lo agredezco. ¡Liberar a Risco!.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Carrera Popular ciudad de Getafe 2012. Una crónica pasada por agua

El pronóstico del tiempo acertó. Llovió y llovió:  cuando me levanté, en el coche (menudas balsas de agua), cuando llegué a Getafe y, sólo paró durante un par de kilómetros de la carrera.

Así que no pintaba muy bien la cosa mientras esperaba yo solo (Rafa y Jaime no pudieron venir) en la grada del estadio.

La organización me ha gustado mucho. Si hace un par de años quedé muy descontento con aquella carrera donde no encontrábamos la salida, creo que ahora  esta carrera se merece el volver a ir subiendo en número de participantes.

No está masificada (no seríamos más de mil), es muy cómodo salir y llegar a un estadio y el circuito es casi completamente llano y perfectamente medido y señalizado. De hecho lo han cambiado y ahora ya no se sube la cuesta del puente de la M40. Mucho mejor.

 No pensé mucho en estrategias pero si decidí que para no darlo todo mejor me quedo en casa y no me mojo. Si vamos a correr, corremos.

Así que, sin importar el chaparrón me dispongo a intentar acercarme a mi marca de 43´01´´. Me gusta eso de salir sin muchas aglomeraciones,  sin tener que ir adelantando a mucha gente mal colocada. Aunque como siempre alguno había.

En el primer kilómetro me hierve un poco la sangre. Las sensaciones son buenas y ya sé que voy a estar cerca. Lo paso (ahora lo sé) a 4´01´´ que es un poco rápido pero es que se baja un poco. El siguiente es el del ritmo de carrera, el de la posición encontrada y lo hago ya a 4´17´´. Giro en una rotonda y ligera subida por el sentido contrario. Hago los dos siguientes a 4´25´´ y ya no miro más el tiempo. Como otras veces es sólo correr y sufrir. Pero sabiendo siempre que el ritmo se puede soportar porque es el que marca el corazón.

Voy un poco despistado porque no me había fijado en el cambio de recorrido pero intento relajarme y los kilómetros van cayendo 4´17´´, 4´16´´,4´19´´, 4´21´´, 4´20´´ y en el último me pregunto si llegaré a bajar de marca. Veo el reloj y calculo que no pero que estaré cerca. Lo doy todo en la recta del estadio y, haciendo el último en 4´15´´, acabo en 43´06´´.

A sólo 5 segundos de mi mmp que por ahora tendrá que esperar. Ya había calculado que estaría muy cerca ( me salía a 43´01´´ en la tabla) así que contento y pensando en Canillejas. Sobre si la lluvia me ha hecho ir más lento pues no lo sé, sinceramente era más continua que fuerte y no me molestó mucho. Creo que las cena de Hallowen sí que pudo marca más los cinco segundos que me faltaron.

Me ha gustado la carrera. Se merece mucho más.

jueves, 25 de octubre de 2012

Busco corredores para ayudar a una niña.

Hoy os quiero pedir algo.

Eugenia es una niña que tiene un problema. Como padre no se me ocurre nada más duro que ver sufrir a un hijo. No es díficil pensar en lo que seríamos capaces de hacer por los nuestros.

Su padre está buscando el apoyo del mundo de los corredores y ha creado éste blog para intentar conseguir vuestra ayuda.

Desde aquí os voy a pedir que lo visitéis y si es posible los ayudeis. Pero además me gustaría pedir a mis amigos bloggers que los difundais. Si os parece bien podéis copiar o contar está historia en vuestras páginas. Hoy puedes hacer algo bueno.

domingo, 21 de octubre de 2012

CSIC 2012. Veterano de mil batallas

La primera carrera de la temporada llegaba sin avisar. El que avisó fue Jaime que en un comentario me dijo que no me quedaban dos semanas sino una. Así de despistado estoy.

Mejor forma que otros años pero sin la puesta a punto previa. Así que mis cálculos eran hacer alrededor de los 44´15´de hace dos años.

Gran madrugón que la carrera es a las nueve y, todavía de noche, me encuentro con Jaime y Rafa. Calentamiento y, aunque salgo con Rafa (y con Tania que tuve el gusto de encontrar en la salida), cada uno a su ritmo que no estoy para seguir liebres.
 Bien colocados en las salida y aún así un primer kilómetro de esos de adelantar gente sin poder correr bien. Esta carrera pide unos cajones de salida. Algo que sé que complica y encarece pero con tanta gente, el que salga detrás, llega andando a la Castellana.

No era mi caso que salí a 4´07 y a 4´00 los dos primeros kilómetros. Y entonces llego el Flow. Algo que sólo se consigue tras muchas batallas. No es que no sufras, es que no importa. Sabes lo que queda, pero da igual. Solo es correr y sentir. Y sentir algo que mataría a más de uno pero que tu cerebro dice que conoce. El cuerpo se relaja y solo corre. Así, sin mirar el cronómetro, sabiendo que iba rápido y dando el máximo llego al final del viaje. No hay intermedios, no hay pensamientos, no hay detalles, no hay crónica; sólo es correr.

Y fue rápido. 43´33´´ con un perfil desfavorable pero no malo.
La tercera carrera más rápida que he corrido pero en terreno más duro. Un día estupendo para correr con unos maravillosos once grados.

A partir de ahora una carrera cada dos semanas. Próxima parada Getafe. Donde podría caer mi marca personal. La hoja de cálculo dice hoy que por un segundo. 

lunes, 15 de octubre de 2012

Semanas perdidas

Quiero recordar que hace unos años el mundo era normal y predecible. A veces hasta rutinario.
Y es que si hace cuatro semanas pasaba por aquí para dejar mis planes,  me vi desde entonces sobrepasado por una tremenda serie de días de estrés,viajes, cenas, eventos y ,a veces, disgustos.
Todo malo para reunir fuerzas para seguir un plan.

Sin  casi darme cuenta me encuentro más o menos en el punto de partida. Semanas perdidas.

A mi favor tengo que el punto de partida era mejor que otros años porque si no mejor ni me lo planteo. Pero voy a seguir con el mismo objetivo de los 15 kilómetros a 4´15´´-

Así que me pongo las pilas, el traje de superhéroe y me apunto a un par de carreras que Jaime y Rafa me indican. La primera dentro de dos una semanas será la del Csic. Voy a intentar dos cosas: Cerrar un poco la boca para ver si llego en peso y contarlo aquí para motivarme.

Empecemos.
Ayer salí a correr y decidí exprimir un poco las piernas. Y es que me estoy acostumbrando a los rodajes tranquilos entre 5 y 5´20. Pero fui a escoger un momento donde se puso a llover , casi granizar, cuando estaba todavía en el kilómetro seis y lejos de casa. Al final pesaba dos kilos más por toda el agua que llevaba encima.
 No salió muy mal. Diez kilómetros a 4´40´´ que es lo más rápido que he hecho mi circuito habitual (al que no le faltan cuestas).

domingo, 9 de septiembre de 2012

Toca un nuevo plan.

Se acabó el correr por correr sin un objetivo claro. Esta semana empiezo de nuevo con el Jack Daniels. Es lo que tienen las adicciones. Esta vez me voy a centrar en el plan de 10 a 15 kilómetros e intentaré seguirlo lo más rigurosamente posible.

Un objetivo en mente. Correr quince kilómetros a menos de 4´15´´.

Para ello parto en una excelente forma si tenemos en cuenta las fechas en las que estamos. No tengo molestias de ningún tipo, no estoy como una vaca y de las últimas diez salidas ocho me han salido por debajo de cinco el kilómetro.

Aún así mucho camino por recorrer incluida una obligada bajada de peso. Estoy en 77 frente a los 75,5 al empezar el Verano. Tengo claro que para conseguir el objetivo deberé de estar alrededor de los 73 a eso de Noviembre.

Otra cosa que he aprendido es que no puedo con los planes de cinco días así que seguiré en cuatro para poder descansar mucho entre semana. Algo así como Martes, Jueves, Sábado y Domingo. Así consigo no lesionarme y quedarme con ganas para cada entrenamiento.

Ya tengo ganas de coger el libro y preguntarle a Jack: ¿Qué me toca hoy?.

jueves, 30 de agosto de 2012

Aquí estamos. Casi de vuelta.

Hola a todos. Llevo un tiempo en mi retiro anual en Galicia, como ya sabéis la tierra que me vio nacer y a la que puntualmente vuelvo cual ave migratoria, escapando del calor.

No he podido seguir vuestras cosas pero ya me iré poniendo al día. Los que están en twitter saben que sigo bien. Por cierto, el Twitter tiene mucho más interés desde que Ra entra a darnos caña.

He seguido corriendo y puedo decir que sigo más en forma que al final de otros veranos. No puedo echar las campanas al vuelo porque ya he cogido unos kilos. Es lo que tienen las madres. Pero los pienso perder en cuanto vuelva. Además empezar las vacaciones en 75 tiene alguna ventaja sobre los 80 de otros años.

Si hablamos de correr se me ha dado, con esto de los veintitantos grados todos los días desde hace un mes, por correr algo más rápido. De hecho, mís últimas seis salidas han sido a menos de 5 el kilómetro y a veces me salen a 4´45" sin dejarme la vida en ello.

Tiempo pues de ponerse objetivos. Probablemente el primero es bastante estúpido pero quiero correr 15 kilómetros a 4´15´´. Con ello me llevaría por delante mi marca de diez pero así estamos.

Por cierto. La foto no tiene nada que ver con el texto pero me ha gustado. El de azul gana claramente.

domingo, 15 de julio de 2012

La carrera del Rock & Roll 2012 y su cuesta Rompecorazones.

Y llegamos a la última carrera de la temporada en muy buena forma. Así que era hora de plantearse un objetivo, y no podía ser otro, que subir la cuesta Rompecorazones sin parar de correr.

La carrera se celebra en San Lorenzo del Escorial y tiene sólo 7.7KM. Pero no hay que dejarse engañar por la distancia. Presume de tener la cuesta más dura de una carrera popular en Europa.

Me esperaba mucho porque conocía la media de hace menos de un mes. Pero esta es simplemente genial. A la buena organización y lo bonito que es llegar y salir al monasterio se une algo muy raro en las carreras: La animación. Y no me refiero a los conciertos sino al pueblo volcado en la carrera animando muchísimo pero sobre todo en esa cuesta infernal. Estrechita como una subida del Tour y por donde pasas por el camino que se abre entre la gente. Impresionante.

Antes de la salida la apuesta de Jaime. No podréis subir sin parar. Y es que hace un par de años, cuenta la leyenda, que Fabian Roncero (viendo que llevaba ventaja suficiente)hizo el final andando.
Así que conocéis a dos que ya sólo tenían un objetivo. Y más porque esta carrera encierra dos carreras. Hay una alfombra de chips al empezar la cuesta y otra al coronar la cima. Así que hay dos clasificaciones. La de la carrera y la de la cuesta.

Así que salimos "despacito" a 4´45´´ por el rompepiernas que es San Lorenzo. Siempre pensando en la cuesta y reservando para que Rafa no me llevase por encima de lo que debía.

Y eso de por encima son el dos y el tres a 4´22 y 4´26. Ya, que se bajaba, pero también se subía. Y mucho. Sobre todo en la cuesta del cuatro que me hizo preguntarme que si eso era así como podría ser la cuesta. Y subimos, y subimos a 5´15. Haciendome el remolón para llegar entero a la cuesta.



La cuesta es esto:





Pero eso es la mitad. En la foto del Coyote está la otra mitad. Sí, están tomadas desde el mismo sitio.
Pero no se acaba donde se pierde la vista. Tiene veinte metros de falso llano a la izquierda y sigue, y sigue al 25%, unos doscientos metros más en los que te quieres parar.
Subimos a nuestro ritmo pasando gente todo el rato. Rafa gritando para que se apartasen y yo detrás de él. Al principio bien. No en vano hace un mes subimos Abantos sin mayores problemas. Pero la pendiente sube y sigue. Y cada vez se para más gente y dejas de escuchar lo que te gritan. Y justo en el último repecho pasa lo que nunca pasa. Las piernas se acercan al fallo muscular. Y el corazón. ¿Qué pasa con él?. Pues tuve que mantenerlo por encima de 180 y hasta 185 durante cuatro minutos diecisiete segundos. Sentí lo que nunca había sentido y estuve a punto de pararme cuando quedaban veinte metros. Así estaba y Rafa me confesó que le pasó lo mismo. Pero aguantamos. ¡Y cómo!. 175 de la general pero 103 de la cuesta que subimos en nueve minutos justos.

De ahí al final bajada, o caída como se prefiera, hasta la meta. Al principio ni bajar podíamos.
Muy contento en la llegada con concierto, felicitaciones y cena para celebrar el fin de temporada.


Ah!!. Que queréis más sangre. Dedicado a Ra, Jan y Gonzalo:

video







lunes, 25 de junio de 2012

El híbrido.

No me haré de rogar y empezaré explicando que coño es el bicho éste y que hace en está página.
Pues bien, esta criatura es un cruce de Basset hound y de San Bernardo.

La razón de traerlo aquí (además de traer a vuestras mentes enfermas imágenes que no puedo compartir) es explicar cual es la situación de este corredor, en cuyo diseño de fábrica nunca se incluyó la especificación de correr, pero que tras una dieta rigurosa está adquiriendo características propias de un cruce de dos perros que no se tendrían que haber ni mirado. Algo que no corre pero que es sin duda más rápido que su versión anterior.

Sin ir más lejos, el Domingo pasado, corrió a cinco el kilómetro bajo el ya sofocante sol de las nueve de la mañana por un recorrido lleno de cuestas. 

Cambiando un poco de tema (no deja de ser la causa del cambio) decir que hoy he visitado al endocrino. Lo llamaré Joseph por su compasión. Joseph me ha dicho que voy estupendamente. Que ya he perdido casi todo el peso que debía y que con él se ha ido la grasa abdominal. Como premio puedo cambiar mi dieta, ahora viene lo bueno. Y comer legumbres y arroz una vez a la semana y pasta cada diez días. Ahí es cuando me ha venido bien la cara del Basset Hound. Dentro de un mes otra visita para ver si me gasea o se sigue ensañando.

domingo, 17 de junio de 2012

La media del Escorial. La media maratón más dura de Madrid.

Me encanta esta carrera. No pensaba lo mismo cuando bajaba arrastrándome en el diecinueve. Es dura, muy dura, pero es una de esas pequeñas carreras que te dejan con buen sabor de boca.

Empezaba quedando con Rafa una hora antes. No hay colas, ni agobios, ni problemas para aparcar. Y es que sólo caben quinientos corredores. Calentamos como sólo los profesionales saben hacerlo, esto es tomando un café, al sol, en una terraza estupenda a veinte metros de la salida. Allí, nos encontramos con Víctor que se une al grupo.
Y salimos "tranquilos". Pero eso ahora significa ir entre 4´40´´ y 4´50´´ en llano y casi sin esfuerzo. En el tres empiezan las cuestas y pasas del 5% al 9% y Abantos no da tregua. Los árboles quedan atrás y se sube como en una etapa del tour, curva a curva y, a veces, abriéndonos porque por la parte cerrada la pendiente es brutal.
Ahí se nos queda atrás Víctor que venía con otros planes. Y seguimos subiendo y no paramos de adelantar corredores. Cuanto más duro más pasábamos y así llegamos al siete donde la pendiente baja a un manejable 5%. Y vaya si se nota. Después de lo anterior una cuesta no será lo mismo.

Bueno, salvo para bajarlas, porque al pasar el nueve se cae. Durante tres kilómetros con unas pendientes otra vez del nueve bajamos a 4´10´´´. Y en ésto no somos buenos y sí que nos pasan unos cuantos. Pero esta carrera engaña y mucho. A partir de aquí son bajadas brutales y, de repente, otra vez un repecho durísimo. Y así hasta el final.

Cuando llegamos al pueblo y salimos del fresquito de la montaña llega el otro invitado: El calor. Que mal lo pasamos. Lo único divertido los vecinos regándonos con las mangueras. Y no veas si se agradecía.
Al final 1h 44´12´´ a 4´ 56´´ y muy contentos. Y más con una llegada con fruta, acuarius y cervezas. Un gran día para celebrar un gran estado de forma.

lunes, 11 de junio de 2012

Media maratón, montaña entera.

Entre las muchas cosas estúpidas que pienso hacer esta semana hay una que puede interesar en un blog dedicado a hablar de correr.

Y es que el Domingo correré- por segunda vez- la que es la media maratón más dura que me he encontrado: La media maratón del Escorial.

Cierto es que las carreras las hacemos duras nosotros y, bien sabemos, que una carrera llana de una milla puede ser el mayor de los infiernos. Así que menos quejarse y valor. En el fondo es una carrera facilona - como diría Ra llena de cuestas abajo-. Entre tanto me entretengo con esta gráfica, que hice hace un par de años, con el perfil de la media del Escorial a la misma escala de las medias más duras de Madrid y alrededores.

Objetivos: Pasarlo bien, no pararme y - como estos son fáciles- bajar el 1h 50´38´´ de hace dos años.

domingo, 3 de junio de 2012

Carrera Norte contra Sur. Crónica desde el frente.

Tenía ganas de carreras porque si no no se entiende. Ésta tiene mucha de las cosas que no me gustan y alguna de las que sí.

Lo peor es que es una de esas en las que te hacen ir a recoger la camiseta y el dorsal a un centro comercial. Y lo que es peor, donde se formaron unas colas de impresión. Y peor todavía: No te daban el chip así que se te queda cara de tonto porque ya sabes para que has ido.

A eso unimos la salida a las nueve, con la llegada lejos de la salida, ya tenemos un madrugón de esos de las seis de la mañana. Y es que a las siete y cuarto quedaba con Rafa para dejar un coche en meta e irnos a la salida.

La salida es agobiada pero, como somos veteranos, nos colocamos bien y salimos sin problemas desde el primer metro. Eso sí, 4900 corredores en salida estrecha y curva de noventa grados a los 200 metros pues ya sabéis lo que pasa si no te colocas. Sí, éso.

La carrera tiene un perfil favorable pero engañoso. Está lleno de toboganes y se guarda para el final dos kilómetros con las cuestas. Diría que el perfil es rápido si no fuera porque estamos en Junio. Y es que se nota , justo cuando la cuesta pica hacia abajo, que la temperatura ya no es la idónea. No veas como buscaban las sombras los corredores a partir del cinco. No es pues, el mejor sitio para hacer marcas.

Ahora lo mío. Sí, soy corredor en reconstrucción. O lo que es lo mismo, estoy sacando al corredor de dentro del gordo. Hace cuatro semanas hice 17´51´´ en una carrera de cuatro kilómetros. Hoy pasé el cuatro en 17´02´´. La diferencia son cinco kilos.

No fueron suficientes para seguirle el ritmo a Rafa que se dedicó a tirar de mi y verme (oírme) sufrir. Y es que lo di todo desde el primer metro y llegué muerto al ocho con ritmos de 4´20´´. Si no fuera por el calor hubiera podido ir algo más rápido. Y los dos últimos, a sufrir como un perro intentando mantenerme a unos 4´45´´. Al final 44M 13S (en los primeros 700) que está muy bien para el día y el mes en el que estamos. En dos semanas, en el Escorial, estaré mejor.





miércoles, 30 de mayo de 2012

Norte contra Sur

Este Domingo me voy a las carreras. Diez kilómetros cuesta abajo no son como para perdérselos así que me he apuntado. Probablemente en el kilómetro uno, cuando esté a 175 pulsaciones, me preguntaré que hago allí. Mientras tanto, hasta me apetece.

Decir que voy con el Norte. Lo que casi garantiza la derrota. A lo mejor si ellos subieran y nosotros bajáramos, igual ganábamos, pero no lo tengo muy claro.

Además no viene Ra que es del Norte, no tiene esclavos, y que se está recuperando de su hernia. Así que el ejército del norte está un pelín mermado. Se hará lo que se pueda. O sea, salir a tope y confiar en la cuesta.

Bajaremos cantando nuestra canción mientras ellos cantan la suya.




lunes, 21 de mayo de 2012

Se me ha dado por correr

No tocaba pero llevo un par de semanas muy tontas con esto de correr. Respeto los cuatro días a la semana, me esfuerzo cada vez que salgo y hasta ayer hice series.

Incluso la dieta parece que funciona y me encuentro ya pesando lo mismo que el día que me fui a París a correr mi maratón.

Así que me he apuntado a tres carreras: La carrera de Madrid (Norte contra Sur), la media del Escorial (con su montaña dentro) y la carrera de los amigos del club de Leganés.

Y lo que es más raro, creo que me saldrán bien. eso sí, son perfectas para no ponerse metas. La primera es cuesta abajo y la segunda no se parece a nada conocido. En fin, así estamos. Mejor sin los calores y todavía sin alergia. Raro, raro.

lunes, 14 de mayo de 2012

Mi buena baja forma

Estoy en una excelente baja forma.
Nunca había llegado tan bien al cementerio de elefantes de la temporada. A estas alturas estoy normalmente arrastrándome y arrastrando alguna lesión. Este año sólo me arrastro.
Es estupendo. Cuando corro repto no me duele nada.
Así que mis entrenamientos se limitan a una discusión con el estúpido de mi cuerpo. La discusión consiste en que el muy imbécil sale al ritmo de la maratón (o sea a cinco) y un poco más tarde descubre que hace mucho calor y que pesa unos kilos más. Como no corro más de diez kilómetros la discusión tiene un pronto final pero hay días que no sé si coger el bus de vuelta.

En cuanto al peso contaros que la semana pasada visite al ornitorrinco. Más que nada porque los triglicéridos estaban un poco altos. Amablemente me explicó que eso no se debía a la dieta y me recetó unas pastillas. Amablemente, sin provocación por mi parte, me puso a dieta.
Mi cuerpo ha reaccionado como una tele averiada cuando llega el técnico.Como si gritase me vas a matar, ha empezado a perder peso más por miedo que por dieta.

Todo eso me lleva a pensar que pronto estaré corriendo algunas carreras de esas a las que normalmente no llego. Sólo me sobra el calor pero a lo mejor me acostumbro.

miércoles, 9 de mayo de 2012

Se acabó el buen tiempo.

Aviso que voy un poco negativo. Hoy he salido a correr diez kilómetros y.. ¡Todo estaba más bonito!. Y además pude ir de manga corta, había flores, paseantes... Y eso es lo que yo veía porque además había un gordo alérgico pasándolas putas para mantener un ritmo medio decente. Se acabó el buen tiempo y empezó esa época que la sangre altera y a la que no le veo muchas ventajas.
Que sí, que sí, que los días son más largos y que se puede estar en la calle pero es que yo me paso el año en la calle, haciendo algo parecido a correr, que es de las cosas que más me gusta y que ahora me cuesta más. Creo, de todas formas, que seguiré insistiendo para ponerme otra vez en forma. ¡Qué la alergia os respete!.

domingo, 6 de mayo de 2012

Relevos en Móstoles con el BRT

Rafa y Jaime me dicen que como soy "irónico" empezaré con algo asi como: Estos cabrones me han liado para correr a ritmos endiabalados y bla, bla bla.

Así que para satisfacer las expectativas diré que estos cabrones me han regalado una estupenda mañana de carreras.

Cuando iba de camino pensaba que no estaba para correr después de las últimas tres semanas engordando y sin correr. Y no me faltaba razón pero es verdad que me lo he pasado estupendamente. Nos presentamos nueve o diez blogueros para formar un equipo de cinco. Para no abusar dejamos como reservas a los más rápidos. Si es que somos así. No sé si hubiera dado igual porque había mucho nivel hoy en el Soto de Móstoles. Los primeros equipos salierón a ritmos a cerca de tres que nos hacían parecer lentos a los que lo éramos y a los que no.

La dínamica consiste en correr relevos de cuatro kilómetros. O sea sales como si fueras a morirte y cuando crees que estás llegando ves que llevas trescientos metros y te quedan tres setecientos. De mi carrera diré que lo di todo y como esperaba fui el más lento del equipo a 4´26´´ (que tres semanas madre). Del equipo diré que rondaron todos los 4´10 y alguno los 4.Corrieron Jaime, Javier, Rafa y Belén. Me arrastre yo. Victor corrió con otro equipo falto de gente y animarón todos pero especialmente el otro Rafa, Fer y Guillermo. Eso ya lo contarán ellos.
Sin duda fuimos el equipo que mas aplaudio y animó. Y además tuvimos a Fer de liebre de lujo acompañandonos. De la carrera diré que es genial: Solo 75 corredores, medallas para todos, los equipos suben al podio, unos cochecillos eléctricos de renault que nos dejaron probar, una bolsa estupenda, la carrera gratis y para terminar una fiesta con comida y bebida para todos los equipos. Vamos, una pasada.

miércoles, 25 de abril de 2012

Mi París Maratón.

 Llegué pronto y hacía frío. Decidido, me colé en el cajón de los que querían llegar a 3h 30. Gente famélica con pinta de comer poco y correr mucho. Bueno, no todos. Alguno de los cuerpos allí encerrados sólo pueden estar propulsados por el miedo. Si no es imposible.
No es que creyese que pudiese correr en ese tiempo pero últimamente  sólo corría a cinco. A cinco, a cinco, a cinco...

Así salgo, Y en el cinco paso a cinco (uno). Coger el ritmo, poner el piloto automático y ser pasajero de mi propio cuerpo. Estrategia habitual en mis carreras: Si alguna vez me reconoces y sabes a que ritmo voy, que sepas que soy como un metrónomo. Sólo que al final palmo.

En el diez paso a cinco (dos). Voy bien pero me meten en un parque. No me gustan los parques. Están llenos de gente de mal vivir. Dejo de mirar el reloj. Me agobia.

En el quince sigo en el parque. Todo es igual. Mira, coño, un árbol. Mierdaparque.
Paso a cinco (tres). Me como un platano. Recuerdo que los plátanos llevan algo bueno (creo recordar que era potasio). Como me aburro pienso en plátanos y sus beneficios. Jodío parque.

Salgo del parque y recupero sensaciones. Hay gente que anima a Gisco. Me acerco al veinte donde está colocada mi jefa. No, mi mujer no, mi jefa. Una costumbre que tengo en las maratones es colocar a uno de mis jefes en distintos puntos de la carrera. En mi vida he tenido cuatro jefes y tres han venido a verme sufrir. Sé que les gusta. Lo hago por ellos. En mi vida he corrido siete maratones y en cinco había jefes colocados.

Paso la media a cinco (tres). Hace tiempo que no veo el reloj. No sé si voy rápido o lento. Intento recordar si estas sensaciones son las mismas que en otras maratones. Pienso que empiezo una media. Y ya estará. Me como otro (trozo de) plátano. Los del 20 son más difíciles de tragar.

En el 25 paso a cinco (dos). Si hubiese visto el reloj me hubiese dicho que era el puto amo. No me lo dije. Sólo corría. Y pensaba que en el 27 me esperaban mi mujer y mi hija. Con su paraguas naranja para que las viera. Les doy un beso y sigo... A un tunel donde un día murio una princesa. No hay dragón pero está caliente y cuesta respirar.

En el 30 creo que voy regular. Paso a cinco (cinco).Y recuerdo mentalmente la historia de la torre de mi izquierda. En este momento tardo un kilómetro en comerme un cuarto de plátano. Y pienso que estoy sólo a tres plátanos de la meta. Doce kilómetros. Lo que suelo correr cuando entreno. Puedo hacerlo.

Pero en el 35 ya estoy muy cansado. Siete son pocos y hay que seguir. Aquí ya paso, sin saberlo, a cinco (nueve). Sufro. Pero es lo que hay. Sólo pienso en correr y llegar. Quiero que se acabe. Nada más.

Y me meten en un parque. Lo sabía, lo esperaba. Pero no hay nadie. Y llega el invitado sorpresa. Noto que mis gemelos están raros. Parece que alguno puede saltar. Y no sé donde quiere llegar si salta. Y en el 37 salta. Me voy al bordillo y los estiro unos segundos. No sé si voy a poder seguir. Pero no pienso caminar. Que quede claro. Y funciona. Sigo más rápido de lo que iba. A unos 5´30´´ que me parecen bien. Pero los gemelos saltarines no pararon allí. Cada vez pasaba menos desde que estiraba hasta que volvía el calambre. No son las piernas. Son todos los músculos que avisan que algo falta. Malditos plátanos. Será porque no eran de Canarias pero me he deshidratado. Demasiada agua y poco isotónica. Tema a investigar y preguntar a mis amigos del blog.

Y así voy. Estirando cada vez más frecuentemente pero siempre corriendo. En el 41,5 veo a mi mujer y mi hija. Está claro que en París no puedes cruzar la meta con los niños.
Veo que no voy a hacer mi marca por menos de un minuto pero no me importa. Está bien. Sólo llegar. Y justo en el cartel del 42 otro tirón muy fuerte. Y me acerco al bordillo y estiro mientras un francés me grita : "Allez Gisco champiñón". No había. Sólo plátanos y no funcionaron. Y sigo, y llego, y no sé si sonrío porque mi cuerpo revienta. Me da un tirón en un brazo, en la espalda y el gemelo busca acomodo fuera de la pierna. Me tiro al suelo en una esquina y una amable asistente me anima a seguir porque más adelante hay comida. Pero no puedo más. Y hace frío a pesar del poncho.
Siempre me pasa igual. Tarde lo que tarde siempre acabo peor que mis compañeros. Pero aquí hace más frío. Tarde casi una hora en recuperarme y salir de aquel corral. Y porque alguien rompió la valla. Si no seguiría allí. En el fondo estoy contento. Tengo ganas de seguir corriendo. Otro día.








domingo, 22 de abril de 2012

La maratón de París. De cómo es.


Llevo tiempo sin escribir pero,  a cambio, tengo muchas cosas que contar.
De hecho, desde la última vez que pasé por aquí, he corrido un maratón y cuarto.
Así que, empiezo por cómo es la maratón de París. Otro día mi carrera.
Lo voy a hacer cronológicamente. Esperando con ello serviros de guía.

Lo primero es apuntarse así que decir que, al contrario de otras grandes maratones, en París no hace falta apuntarse a un sorteo para tener la plaza (al menos hasta 2012). Eso sí, no hay que dudar en hacerlo porque las plazas no duran mucho más de un par de semanas.A mi me costó 91 Euros porque cogí un seguro de 10 por si quería no correrla. Algo más cara que en España pero sin ser disparatada.

En París corren 40.000 personas.  Hubo más de 32.000 llegados que ya es mucho. Cuando te apuntas eliges el tiempo objetivo y se te asigna un equipo de un color. Todo estará señalizado con ese color empezando con la propia feria del corredor. No es ésta mucho más grande que la de Madrid pero, si vas el Sábado, es mejor llegar pronto por que las colas de la entrada eran monumentales cuando salía. La bolsa es muy corriente. La camiseta te la dan al acabar la carrera así que el dorsal con el chip personalizado con nombre o apodo, un par de bolsas de lona y mucha publicidad de carreras y marcas. No sé a vosotros pero a mi las ferias me aburren así que no me quedé mucho.

La salida está muy bien organizada. No puede ser de otra forma porque con esa cantidad de gente o lo haces bien o no sales. Los campos Eliseos están cerrados con unas vallas de dos metros, nada de la típica valla de obra. La salida se divide por tiempos y según el color del dorsal entras en tu corralito. Si cambias de idea y prefieres ir en uno más rápido mejor que vayas pronto porque hay menos control para moverte entre ellos. En cada uno de los corrales hay una plataforma donde se colocan los animadores y me gustó mucho porque se ve muy bien lo que está pasando. La megafonía como corresponde en una carrera internacional es en francés, en inglés y en español.

Cuando se da la salida no esperes salir pronto. Se para un poco la salida para cada uno de los corrales. En mi caso fueron quince minutos sobre la oficial. Aún así estuvo bien. Una vez que crucé la meta me movía al ritmo marcado sin grandes frenazos porque la calle es ancha y los corredores están en los ritmos que deben. En esto, como en todas partes, sus excepciones.

La carrera es completamente llana y la climatología suele ser buena para correr. El día de la carrera estaba nublado y había unos ocho grados. Es importante que alguien te lleve abrigo a la llegada. Con tanta gente corriendo hay mucha gente que anima. Especialmente en las zonas que la organización recomienda. La verdad es que se portaron muy bien estos franceses. También muchos españoles con banderas entre el público. Sí, la señora esa gorda que cruza en todas las carreras estaba también. A puntito de llevarme por delante a alguno.

El circuito va paralelo al Sena en las zonas más bonitas de París lo que distrae mucho. Sólo dos pegas. Se pasa por dos parques. ¿Cuándo entenderán los organizadores que nos gusta correr por parques pero no el día de la carrera?. Son aburridos, silenciosos y cortan el ritmo.
Animación cada dos kilómetros y medio y eso es otra cosa que está muy bien. La segunda pega es más conocida: El famoso túnel D´Alma que dura más de un kilómetro. Os prometo que la calidad del aire no es la misma. No es que cueste respirar pero a esas alturas se nota y se agradece salir. Además , evidentemente,el gps no funciona. En cuanto al famoso pavés no es mucho y no es muy irregular. Ni lo noté.

Una cosa negativa, que me sorprendió, es que los puntos de avituallamiento están colocados sólo a la derecha. Imaginaros el tumulto entre los que entran al principio y los que entran a la mitad. No hay ni uno solo en que eso no pase. Te dan agua, plátanos, naranjas y, sólo al final, isotónica.

La llegada es también un poco caótica, no el cruzar la meta en sí sino en la recogida de las bolsas. La llegada está también cerrada con vallas como en Madrid pero es aún más larga y desemboca cerca del arco del triunfo. Pero claro, aquí son cuarenta mil así que llega un momento que el embudo no absorbe lo suficiente y te quedas parado y no puedes salir. Si a eso unes que estás muerto y helado (a pesar del poncho de plástico que está genial) pues te desesperas un poco. No hay , como en Madrid escapatorias si no quieres llegar al final. Afortunadamente en mi caso alguien rompio una valla y pude salir y encontrar a mi familia con la ropa de abrigo. Eso tampoco es fácil porque, con toda esa gente, el móvil se quedo sin cobertura.

La bolsa aquí si está bien. Tanto la camiseta como la medalla están orientadas a la idea de finisher.
En definitiva una carrera muy recomendable por entorno, animación, facilidad para incripción, perfil y temperaturas favorables. El público bien en general y algunas cosas a mejorar en la organización.

Ya fuera de carrera os puede pasar que aprovechéis la visita para iros con los peques a Eurodisney. Algunos comentarios. Es sorprendente como se puede recuperar un cuerpo estando cuatro días sin parar doce horas de pie y andando. El primer día las piernas fallan un poco pero aguantan. El segundo hay que estirarlas o no llegas ni al baño. El tercero te preguntas si es la mejor forma de recuperarse pero al cuarto estaba sorprendentemente recuperado. Otra cosa, justo cuando termina el maratón empiezan las vacaciones en Francia así que Eurodisney estará  hasta los topes.

lunes, 9 de abril de 2012

Plan terminado. El Domingo maratón de París.

Ya estoy listo. Lo que empezó a principios de Diciembre termina este Domingo por las calles de París.
Han sido varios meses de preparación, partiendo de la más absoluta baja forma, hasta lo que espero sea un pico la semana que viene.

En el camino me dejo las lesiones (no las echo de menos), mi marca personal en media y un par de zapatillas. Pocos contratiempos en un plan que he disfrutado mucho. Sobre todo al final, cuando puedo regalarme rodajes por debajo de cinco el kilómetro.

Si hay que hablar de objetivos diré que saldré a éso, más o menos cinco el kilómetro, y que ya veremos como sale. Según el tiempo que aguante me acercaré más a las tres horas y media pero espero, en todo caso, mejorar mi marca de 3h 44´. Estaré una semana fuera sin hacer la crónica pero, si tenéis curiosidad, intentaré actualizar la marca en Twitter y saldrá  aquí mismo a la derecha.

No estoy, de verdad, nervioso ni nada parecido. Es lo bueno de que sea la séptima. Cada vez estoy más convencido de que corro maratones para poder preparar maratones.




domingo, 1 de abril de 2012

Media de Madrid 2012. Otro año, otra crónica.

Es la carrera que he corrido más veces. Van diez si contamos cuando eran los 20 kilómetros de Madrid. Aquí empecé a correr y me sigue gustando.
Si con el Mapoma tengo siempre la sensación de que es una carrera que va a menos con ésta mi impresión es la contraria.

No quiere decir eso que la recomiende  al corredor habitual que busca correr tranquilo, hacer buena marca y que le traten bien. No, para ese ya están otras carreras como Aranjuez, Alcalá, Villalba o Segovia. Ésta es la mejor para el corredor del parque que quiere correr una carrera. Para él es una fiesta que empieza por conocer una feria del corredor y que acaba en el Retiro con una medalla al cuello.

Para otros será una carrera masificada (hemos esquivado gente de la salida a la meta), que tiene un perfil incomodo y que es cara. Cada carrera tiene su público y esta atrae a 14 mil personas que la viven como lo que es. Una fiesta.

Poco que añadir de mi carrera. Nos planteamos Rafa y yo (no como Jaime que vuela bajo) probar el ritmo de maratón (digamos unos cinco por kilómetro) y así lo hicimos cuesta arriba. Y ya que estábamos, cuando llegaron las bajadas pues nos dejamos ir para terminar en 1H 42´45´´. Esto es a 4´52´´ y en mi caso 157ppm. Bien las pulsaciones pero algo incomodo. Entre el terreno, el ritmo algo más rápido y las aglomeraciones no me he sentido mal en ningún momento pero tampoco he podido disfrutar. A eso se une una uña que decide no correr en París.

domingo, 25 de marzo de 2012

La mayor del plan.

Hoy tocó la gran tirada larga. No es que pueda decir que me haya salido bien pero lo contrario tampoco sería correcto. Lo que iban a ser dos horas y media a ritmo por debajo de cinco se quedaron en treinta kilómetros a 5´14´´. Y es que tras hora y media a 4´57 decidí bajar el ritmo. No estaban el cuerpo y el día para alardes. Y además, los veinte grados hicieron que me quedase sin agua antes de lo debido.

Algo más psicológico que físico porque no me sentí especialmente mal haciendo una última hora a ritmo fácil. Y es que mi estrategia de maratón encaja bastante con el entrenamiento de hoy. Saldré a un buen ritmo durante unos treinta y tantos y apretaré los dientes en lo que me quede. Lo que no suba de ritmo en esos kilómetros de infierno me dará la marca. No estoy para 3´30´´ pero mi record de 3´44´´ me parece bastante asequible.

jueves, 22 de marzo de 2012

Alto a la guardia civil!!

Hoy he vuelto a correr por primera vez desde la media del Domingo. Al principio de semana no tenía fuerzas y a la mitad no tenía tiempo. Así que he salido hoy.

La idea era correr alrededor de 5 el kilómetro. Un ritmo que sigue sin ser mío a pesar de Jack. Concentrado iba en mi oscuro carril, a eso de las nueve de la noche, cuando vi una luz al fondo. No vayas hacia la luz que dice la frase. Porque cuando llegas un guardia civil se pone en medio del carril brazo en alto y te para.
Y pregunto aquí a los rápidos de la clase. ¿A quién de vosotros os ha parado la benemérita mientras corríais?. No somos nadie compañeros.

Afortunadamente no era a mi a quién buscaban pero me han "jodío" la serie.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Más lento que mi propia sombra

Lucky Luke es más rápido que su propia sombra. El cowboy solitario, el más rápido del Oeste.

Mientras... En Aranjuez.

El corredor más lento del mundo es capaz de correr más lento que su propia sombra incluso el día que hace su mejor marca y se deja los huevos en la llanura.

¿No te lo crees?. Pues mira lo que me he encontrado viendo las siempre excelentes fotos de Sebas Navarrete.

Aquí, con gafas de sol y melena al viento reconocerás al héroe del blog que lees. El tercero de la foto vestido de negro (¡Qué no nos fijamos!).
Pero unos segundos antes. Sólo cinco fotos antes y unos diez corredores pasó...










lunes, 19 de marzo de 2012

Media maratón de Aranjuez 2012. Una crónica.

La media maratón de Aranjuez es la mejor carrera para hacer marca que se puede correr en Madrid. Es una carrera bien organizada y el recorrido es llano hasta el punto en que las piernas piden una cuesta para poder cambiar el paso. No la hay.

Si has corrido alguna vez los 10 Kms de Aranjuez la carrera discurre, casi en su totalidad, por un recorrido diferente el de los Sotos históricos. Es un recorrido más feo que el de los jardines del palacio pero muy rápido. Quizás un poco deslucido por culpa de la sequía. El suelo tampoco era completamente estable por culpa de un asfalto muy desgastado en algunos tramos.

La recogida del chip bien organizada y el sistema utilizado por chiptiempo es para mi el mejor. El chip va atado con un velcro al dorsal de manera que (esto solo lo entiende el que corre) no te tienes que agachar a desabrochar la zapatilla cuando no estás para esas fiestas.

Otros detalles como la bolsa, los voluntarios y sobre todo una excelente señalización y medición de cada kilómetro son también importantes para el corredor habitual. Esta carrera crecerá mucho en los próximos años y tengo mis dudas sobre el numero de corredores que podrá admitir el recorrido algo agobiado por las rotondas de la salida.

Ahora hablaré de mi carrera. Reconozco que he primado el conseguir una MMP esta semana y he descansado más de lo que la preparación de maratón recomienda. Afortunadamente no hay mas objetivos intermedios de cara a París.

Salgo rápido para coger un ritmo que espero sea próximo a 4´30´´ y así es. La estrategia es la de salir al máximo ritmo que me permita el estar por debajo de mi umbral (gráfica) y mantenerlo lo máximo posible. Todo marcha muy bien hasta el kilómetro diez y sé que voy ganando tiempo frente a lo que necesito. Así paso el 10 Km a 45 justos. Sí, el primer sub 45 (o casi) del año llega en una carrera de 21 kilómetros. A partir de ahí empiezo a sufir y a pensar en el paso del 15 Km. Tengo algo de calor y no quiero ni mirar el reloj. Así, sufriendo, llego a 15 en 1h 8´. Sólo un minuto más lento que mi mejor marca en 15K y ya algo por encima de los 4´30´´. Los kilómetros se hacen interminables con rectas monótonas de unos dos kilómetros cada una. Sé que haré mi mejor marca si mantengo las pulsaciones porque el ritmo se me va de las piernas. Estoy reventado. Concentración y evadirse del sufrimiento no son incompatibles. Dientes apretados y tras unos kilómetros interminables llego a la última curva y veo la meta a lo lejos.
Al final 1h 36´39´´ MMP. Llego mucho más cansado de lo habitual tanto psicológica como físicamente y , esto es nuevo, muscularmente mucho más cansado que lo que era habitual en las medias.

domingo, 11 de marzo de 2012

No me gustas

Cuando decidí meter algunas medias maratones, dentro del plan de París, sabía que no podía mantener tal cual el pin pan pun de Jack. Ya sabes: Tirada larga, Exprime limones y ritmo de maratón.

Había que descartar y el primer candidato (para alegría de los seguidores más sanguinarios) es claramente la tirada larga. No porque ya no exista sino porque toca hacerla a ritmo de maratón.

Corriendo entonces las medias el siguiente descarte (no total) son los limones. Estamos a lo que estamos.

Así que hoy, otra vez, dos horas por debajo de 5 (4´59´´ está por debajo de cinco). He de decir que no me gusta nada. Mantener un esfuerzo durante dos horas (solo) es algo dificil de hacer y de explicar. Sensaciones regulares. No porque fuera peor que hace dos semanas sino porque fui exactamente igual. No sé si se me hacen cortas o largas pero el tiempo deja de llevar su ritmo habitual. Menos mal que el ir oyendo un libro ayuda a desconectar.

Como no he hecho ninguna broma (aunque he puesto un animalillo) dejo ésta que ayer me hizo mucha gracia cuando la vi: Iba a buscar "Gary Oldman" en Google, pero no he tecleado la letra "r". Los resultados no han sido de mi agrado...

jueves, 8 de marzo de 2012

Testeando

Esta noche me tocaba mi entrenamiento preferido: Treinta minutos a ritmo de umbral con sus correspondientes calentamientos y enfriamientos.
Tenía ganas porque hacia unas semanas que no lo hacía.
Además, para mi, es el test perfecto para saber que tiempo voy a hacer en una media maratón. Si soy capaz, yo solo, de (sin forzar las pulsaciones) correr media hora a un ritmo podré mantener ese ritmo en una media. Así que ya sé si puedo batir mi mejor marca dentro de semana y media en Aranjuez. Y sí, parece que sí pero va a estar muy justo. Me salen entre 1h 37´00´´ y 1h 38´00´´. En fin, toca aplicarse.

domingo, 4 de marzo de 2012

La tragamillas 2012. ¡ Ahí va una crónica !.


 

La media maratón de Villalba es una carrera bestial en todos los sentidos. Por su dureza, por lo divertida , por bien organizada y por las sensaciones que todavía me deja mientras escribo por la tarde.

Tres años seguidos he venido a Villalba y me quedan ganas de seguir viniendo muchos años. Una carrera de esas donde nada falta y abundan detalles que dejan bien clara la ilusión de sus organizadores. Y este año el detalle era un concurso de animación donde distintas charangas animaban en diez puntos distintos.
He de decir que no llegué a ver al grupo de animación número diez lo que no deja de tenerme un poco preocupado.

En lo que es mi carrera decir que objetivo cumplido. Todo empezó con un mensaje de mi compañero Rafa avisándome que me quedaba solo. Una molestia en la fascia lata le tiene preocupado. Así que me reuní con los Caprus una hora antes de la salida y allí mucha charla y poco calentamiento, como a mi me gusta. Le comenté a mi amigo Jan que el objetivo iba a estar en bajar de 1h 40´. Y es que, bromas aparte, Jack y sus tablas me dejan predecir muy bien el ritmo de las carreras. Jan, aún pudiendo claramente venir como mi liebre, decide quedarse veinte minutos por detrás para ayudar a los corredores novatos.

Sabiendo de la dureza final decido que la estrategia es clara. Salir rápido y aguantar las pulsaciones justo al umbral de 170. El final es duro pero sabía que con las palizas de 27 kilómetros de las últimas semanas las cuestas no iban a ser mucho obstáculo.


 Así que, tras un primer kilómetro un poco agobiado por lo estrecho, que me sale a 4´50´´ consigo el ritmo esperado unos segundos por encima de 4´30´´. Poco que contar en los primeros diez kilómetros salvo decir que, tras unos kilómetros con ellos, decido dejar atrás al globo de 1h 40´e irme hacia delante con mi ritmo. Paso el 10 en 46 minutos. Llegamos a las cuestas, a la dehesa y a la animación. Aquí las piernas acompañaron como esperaba. Se contrae el gesto y se sigue, no tiene más. Mucho me animaron las comparsas. Si en la mayor cuesta del recorrido te amima un grupo de chicas bailando "ay se eu te pego" la cuesta es menos dura.

De ahí al final, poco que contar. Calculé lo que llevaba de ventaja sobre la 1h 40´y apuré lo que pude. Tras las cuestas las piernas seguían muy bien pero eso no quiere decir que fuera fácil volver a coger ritmos de 4´30´´. Al final, sprint final para bajar de 1h 39´. Me tiro en la meta cual Usain y acabo en 1h 38´59´´. Esto es unos tres minutos menos que hace dos años y sólo a 1 minuto diez de mi MMP a pesar de las cuestas. El año pasado se me escapó por enfermedad pero este año la tengo acorralada. En dos semanas en Aranjuez (todo llano).




jueves, 1 de marzo de 2012

No puedo respirar

Una alergia tardía y una contaminación de impresión me sirven hoy como escusa para no salir a correr. Si no llueve pronto esto no acabará bien.
Quizás exagero un poco en lo de no respirar pero os prometo que si no tengo la cara del gato sí que tengo, al menos, la cara del perro. Y a cara de perro correré el Domingo mi segunda carrera del año. La Tragamillas. Una de las carreras mejor organizadas de la comunidad de Madrid.
Tres objetivos:

1. Ganar. Si por casualidad allá por el metro dos descubro que la suerte es esquiva y ya no puedo ganar pasar al segundo objetivo.

2. Ganarle a Jan.
3. Empatar, perder por poco, acabar, pasarlo bien...



lunes, 27 de febrero de 2012

El entrenamiento más duro

Este Domingo me tocaba, dentro del Pin, pan, pun de Jack Daniels el que, para mi, ha sido el más duro de todos los entrenamientos.
Quitando el calentamiento de quince minutos la tortura consiste en 2 horas a ritmo de maratón (ese ritmo que no me creo pero que entreno) o lo que es lo mismo una serie larga de 24.2 Km (4´57´´).

No pensaba que me pudiera mantener corriendo (yo solo) todo ese tiempo pero así ha sido. Si hace tres semanas estaba pidiendo al árbitro la hora cuando llevaba 1h 30´y las pulsaciones medias eran de 167 ayer pude con dos horas a 161 ppm. Pulsaciones que alcancé en el kilómetro uno y mantuve planas dos horas. Sorprendente. 

domingo, 26 de febrero de 2012

No puedo añadir más blogs a los que ya sigo.

Desde hace unas semanas no puedo añadir más blogs a los que ya sigo habitualmente.
Los puedo seleccionar pero cuando doy a guardar blogger se queda pensando y los cambios no se actualizan nunca.
En un primer momento pensé que era porque seguía demasiados pero tampoco puedo cancelar los que están inactivos.
Esa es la razón por la que me cuesta seguir a alguno de los nuevos fichajes en el mundo de los corredores blogueros.
Por lo que he visto en los problemas de algún blog amigo me parece que no estoy solo.
¿Alguna idea?.